Cuidado con el frío, aunque no nos pasemos con el Aire Acondicionado

Estos primeros días de febrero estamos sufriendo quizá una de las olas de frío más duras que se recuerdan. En algunos lugares de la península se han superado los 20 bajo cero, e incluso anoche en Porcuna, el termómetro marcó por debajo de 0 grados.

nieve y frio

La mejor recomendación en estos casos es no salir a la calle, sobre todo teniendo en cuenta que al hacer mucho viento, la sensación térmica supera los 10 grados bajo cero… Así, el brasero, los nórdicos, las estufas, los jerseys, la leche o el café calentito (incluso algún licor de alta graduación si tenemos ascendencia rusa), la calefacción o los aires con bomba de calor son nuestros mejores aliados.

Eso sí, debemos tener cuidado con algunos detalles a la hora de poner la calefacción o el aire acondicionado, que nos harán sin duda la vida más cómoda:

-Evitar que el aire caliente nos dé directamente a nuestro cuerpo, porque al principio puede parecer que estamos más a gusto, pero a la larga nos hará mal, ya que nos secará las vías respiratorias y eso puede causarnos problemas de garganta (además seguramente ya no nos queden roscas de San Blas a mano…).

-Hay que evitar tener una temperatura demasiado alta en invierno. Es decir, que cuando la temperatura en la calle no supera los 10 grados, tampoco debemos subir el aire a más de 24, porque al salir de la habitación o de la casa, el cambio también sería grande. Lo ideal es una temperatura entre 21 y 25 grados todo el año, en invierno y en verano.

-Por supuesto, aunque no tenga que ver con el aire acondicionado, no debemos olvidar los braseros o las estufas encendidos por la noche, para que no tengamos que lamentar ningún incendio.

olivos nevados

Aún así, todos estos aparatos que nos dan calor son necesarios, así que disfrútelos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *