Archivo de la etiqueta: aire acondicionado

Llegó el veranito, y para disfrutarlo mejor, no te olvides de estar fresquito

El pasado viernes a las 2 de la mañana entró de nuevo el verano, como todos los años; y como todos los años, los que saben del tiempo han pronosticado que será bastante caluroso, por lo que no debemos olvidarnos de tomar ciertas precauciones para que nuestra salud no se resienta. Recordemos que para este fin de semana y la semana que viene ya se espera que en Porcuna se superen los 40 grados a la sombra…

¿Qué hacer en verano para pasarlo lo mejor posible? Pues aquí va una serie de consejos imprescindibles:

-Si hacemos ejercicio, beber mucha agua aunque no tengamos sed. En el caso de niños y ancianos, que suelen tener menos sensación de sed, también es recomendable hacerlo aunque no se haga ejercicio, para evitar la deshidratación.

-Tomar comidas ligeras y a ser posible “de verano”, como ensaladas, salmorejos, pipirranas, etc… Un buen consejo es que si vamos a comer algún tipo de comida “de olla” como las habichuelas, las hagamos mejor en ensalada. Por supuesto un buen gazpacho puede servir como entrante refrescante.

-No poner la temperatura del aire acondicionado por debajo de 22 grados, ni en casa ni en el trabajo ni en el coche (recordemos que fuera puede hacer 40, así que esa diferencia es excesiva).

-Si podemos dormir con las ventanas abiertas (con una mosquitera, mejor que mejor) intentemos hacerlo. Si no hay forma, podemos poner el aire acondicionado un rato antes de acostarnos para que la habitación esté fresquita toda la noche. Si definitivamente nos vemos obligados a tener el aire toda la noche encendido (para alegría de Sevillana), una buena temperatura serían 26 grados, ya que mucho menos seguramente nos traerá algún catarro por la mañana.

-Ponerse ropa fresca y a ser posible de colores claros (que dan menos calor). Por supuesto si vamos a tomar mucho el sol (playa, hacer deporte, trabajo al aire libre), llevar gorra, gafas de sol y protección de al menos factor 30 si es posible. Para los niños es casi obligado. Mucho cuidado con los niños, que son el futuro…

-Si tenemos que salir de casa, evitar las horas centrales del día, sobre todo de la 1 a las 5 de la tarde. Lo mismo para ir a Alharilla andando, mejor a partir de las 7,30 de la tarde.

Llano de alharilla, en Porcuna

-Aunque no sea en la cama, pero échate una siestecilla. En todo el mundo la están importando, así que por qué no hacerla si es tan nuestra. Vale con quedarse traspuestos media hora en el sofá mientras vemos el Tour de Francia o alguna prueba del estilo de los Juegos Olímpicos. Se hace mejor la digestión y nos prepara para rendir en la jornada de tarde.

-Por supuesto, ir a alguna terracica por las noches, o dar un paseo con la fresquita y buscando la sombra, el cuerpo lo agradece.

Paseo de Jesús, Porcuna

Y bueno, podríamos dar muchos consejos obvios más, que parecen tan lógicos, pero que siempre es bueno volver a leerlos para tenerlos más y más claros. ¿Se os ocurre alguno más que darnos?

A todos, que paséis un buen verano, y disfrutéis mucho de este tiempo, que aunque haga a veces un calor insoportable, luego nos acordaremos de él en el invierno.

Cuidado con el frío, aunque no nos pasemos con el Aire Acondicionado

Estos primeros días de febrero estamos sufriendo quizá una de las olas de frío más duras que se recuerdan. En algunos lugares de la península se han superado los 20 bajo cero, e incluso anoche en Porcuna, el termómetro marcó por debajo de 0 grados.

nieve y frio

La mejor recomendación en estos casos es no salir a la calle, sobre todo teniendo en cuenta que al hacer mucho viento, la sensación térmica supera los 10 grados bajo cero… Así, el brasero, los nórdicos, las estufas, los jerseys, la leche o el café calentito (incluso algún licor de alta graduación si tenemos ascendencia rusa), la calefacción o los aires con bomba de calor son nuestros mejores aliados.

Eso sí, debemos tener cuidado con algunos detalles a la hora de poner la calefacción o el aire acondicionado, que nos harán sin duda la vida más cómoda:

-Evitar que el aire caliente nos dé directamente a nuestro cuerpo, porque al principio puede parecer que estamos más a gusto, pero a la larga nos hará mal, ya que nos secará las vías respiratorias y eso puede causarnos problemas de garganta (además seguramente ya no nos queden roscas de San Blas a mano…).

-Hay que evitar tener una temperatura demasiado alta en invierno. Es decir, que cuando la temperatura en la calle no supera los 10 grados, tampoco debemos subir el aire a más de 24, porque al salir de la habitación o de la casa, el cambio también sería grande. Lo ideal es una temperatura entre 21 y 25 grados todo el año, en invierno y en verano.

-Por supuesto, aunque no tenga que ver con el aire acondicionado, no debemos olvidar los braseros o las estufas encendidos por la noche, para que no tengamos que lamentar ningún incendio.

olivos nevados

Aún así, todos estos aparatos que nos dan calor son necesarios, así que disfrútelos.